Tag

Consumo

Browsing

Una alta ingesta de azúcar puede en algunos casos generar una  adicción de esta sustancia, lo que aumenta también el riesgo de padecer enfermedades tales como la obesidad, diabetes o la hipertensión. Por eso la Organización Mundial de Salud (OMS) recomienda bajar su consumo y así lograr generar hábitos de vida más saludables.

A la hora de alimentarse,en muy pocas ocasiones las personas identifican las cantidades necesarias de azúcar que el cuerpo necesita, ya que el organismo  está diseñado para reconocer los bajos niveles de glucosa en la sangre. Ésta es señal de que el cuerpo necesita consumir un alimento.

La nutricionista de la empresa de alimentación saludable Daily Foods, María Fernanda Jara, afirma que las personas prefieren consumir una dieta rica en carbohidratos ya que restauran rápidamente los niveles de glucosa, lo que explicaría los antojos de comer algo dulce.

Sin embargo, cuando esos antojos se vuelven recurrentes, puede derivar en una dependencia del azúcar. Es por eso que la Organización Mundial de la Salud, recomienda que el consumo de azúcar no sobrepase el 5% de la ingesta calórica total diaria, pero los chilenos superan la medida recomendada. Pese a no sentir un sabor dulce, este ingrediente está presente en grandes cantidades en la mayoría de los alimentos procesados, entre otros nutrientes que son dañinos para el cuerpo. 

“El fortalecimiento de los buenos hábitos alimenticios es muy importante para evitar esta ‘dependencia al azúcar’. Por eso, es necesario aprender a sustituir estos alimentos ricos en azúcar por unos más saludables, aportando los nutrientes necesarios que el cuerpo requiere”, recomienda la nutricionista de Daily Foods.

Cerca del 12% de la población chilena sufre de diabetes, es decir aproximadamente dos millones de personas, una cifra que se asocia a una mala calidad en la dieta y al sedentarismo. Y es que ingerir grandes cantidades de alimentos que contienen esta sustancia, puede llevar a sufrir riesgos de enfermedades crónicas no transmisibles tales como resistencia a la insulina y diabetes.

“Los niños adquieren sus hábitos de alimentación dentro de la familia y a través del ejemplo de sus padres o cuidadores. Por eso, si existen buenos hábitos dentro del hogar difícilmente un niño tendrá tendencia a consumir en exceso alimentos ricos en azúcar, por lo tanto, también tenderá a mantener un peso saludable”, explica la nutricionista.

¿Cómo podemos disminuir el consumo de azúcar?

Según la nutricionista de Daily Foods, María Fernanda Jara, entre las recomendaciones que se deben considerar al momento de preferir un alimento, se encuentran:

  • Revisar los ingredientes y sellos de advertencia: Los sellos de advertencia son de gran ayuda para identificar aquellos alimentos que contienen azúcar en exceso. También es importante revisar los ingredientes y si el azúcar está entre los primeros es mejor optar por otra opción más saludable.
  • Preferir las versiones sin azúcar: Algunas marcas tienen opciones de productos sin esta sustancia como las bebidas gaseosas y los jugos. Estos se deben preferir por sobre las versiones originales, sin olvidar que el agua es la bebida de preferencia a consumir para hidratarse.
  • Preferir alimentos en su estado natural: Siempre lo más recomendable es preferir alimentos en su forma natural, como el agua para hidratarse o las frutas en su forma natural. En casa se pueden preparar aguas saborizadas naturalmente con hojas de hierbas, jugo de limón, jengibre, entre otras.
  • Planificar la compra de snacks saludables: Tener siempre a mano opciones de snacks saludables como frutos secos, semillas o fruta picada es esencial para evitar malas decisiones a la hora de comprar colaciones en un momento de “antojo dulce”.
  • Preferir alimentos dulces y con otra propiedades: Cuando se tienen antojos por cosas dulces es preferible consumir alimentos que son dulces pero que además pueden aportar antioxidantes y micronutrientes, como el caso del chocolate con alto porcentaje de cacao o frutos deshidratados como pasas, cranberries, damascos turcos o dátiles. Lo importante es consumirlos en una porción adecuada a los requerimientos de cada persona.
  • Endulzar bebidas y preparaciones con sustitutos del azúcar: En el mercado existe una gran variedad de endulzantes o edulcorantes los cuales aportan dulzor a las preparaciones pero no aportan calorías o las aportan en menor proporción que el azúcar. Estos endulzantes tienen un nivel de ingesta máxima, es importante no consumirlos de manera libre sólo por el hecho de no tener calorías.

Con estos consejos, las personas podrán tener un estilo de vida más saludable, evitando diversas enfermedades que pueden afectar al organismo. Esto acompañado de ejercicios y deportes que mejoren el bienestar de las personas.

En Chile somos grandes consumidores de té.

Según un informe de la FAO de mayo de 2018, nuestro país está dentro de los mayores consumidores a nivel mundial, con 1.2 kilos per cápita al año, única nación de Latinoamérica donde su consumo supera al café.

De hecho, según Euromonitor International, cada chileno consume en promedio 427 tazas al año. Y según especialistas del área de la salud, ojalá esto siga siendo así e incluso aumentemos su consumo.

Los beneficios del té para la salud son tantos que los expertos recomiendan incorporarlo a nuestra hidratación diaria durante todo el año.

El doctor Pedro Barreda, experto en nutrición y autor del libro ¡Olvídese de las calorías!, Coma Sano y Natural, explica que todos los tés contienen compuestos beneficios como los polifenoles, que tienen propiedades antioxidantes por lo que ayudan a combatir el daño oxidativo de tejidos y células. Además de contener cafeína natural que estimula el sistema nervioso central ayudándonos a sentirnos alertas, con energía y a aumentar temporalmente el metabolismo. 

Isabel García-Tornadu, Gerente de Asuntos Científicos para Centro y Sudamérica de Herbalife Nutrition y PhD en Ciencias Médicas y Licenciada en Ciencias Biológicas y Fisiología, Universidad de Buenos Aires, afirma que en términos nutricionales, el consumo de té es muy bueno porque junto a una dieta balanceada, contribuye a aumentar naturalmente las defensas antioxidantes del cuerpo. Además, es una gran alternativa para mantenerse hidratado y saciado, además de los beneficios termogénicos que posee.

La profesional agrega que si nos cuesta alcanzar la meta de consumir 8 vasos de agua al día, el té es una gran herramienta para lograrlo, con el beneficio añadido de sabor extra y bajo en calorías, por encima de otras opciones como bebidas gaseosas y jugos azucarados.

Además, Isabel García-Tornadu nos responde algunas inquietudes sobre el consumo de té:

¿Cuánto es la cantidad recomendada para consumir diariamente de té?

Nosotros recomendamos dos tazas diarias de té por día que además le aportará los beneficios antioxidantes propios de esta bebida.

¿Todas las bebidas con cafeína producen efecto de termogénesis?

No todas las bebidas con cafeína producen este efecto temporal en la termogénesis. Esto es dependiente de la cantidad de cafeína presente en la bebida.

¿Tiene algunas restricciones o efectos secundarios?

En general los tés no son recomendados para niños. Las mujeres embarazadas o en período de lactancia, como tampoco a cualquier persona que tenga una condición médica previa, como hipertensión, debieran consultar a un profesional médico antes de su consumo, tal como se aconseja con cualquier producto que contenga cafeína.

¿Por el hecho de contener cafeína se recomienda consumir en algún horario en particular?

Esto depende del objetivo personal que tengas en mente, y de cuál sea también tu sensibilidad a la cafeína. La cafeína aumenta el estado de alerta, por lo que algunas personas prefieren no consumir este tipo de bebidas antes de acostarse.