Tag

Consumo de carne

Browsing

Desde 1979, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) celebra el Día Internacional de la Alimentación. Dentro de este tópico existen mitos y contradicciones, específicamente en cuanto al consumo de carnes rojas en niños.

Es por ello que Athena Foods, a través de su nutricionista Erica Kowarick, se refiere a los beneficios de las carnes rojas en las vidas de los más pequeños del hogar.

Aliado para un buen desarrollo fetal:

Las necesidades de proteínas y hierro se incrementan durante el embarazo, especialmente en el tercer trimestre de gestación, cuando el feto realiza su stock de hierro que dura hasta los seis meses de vida. Es aquí cuando las carnes rojas consumidas por la madre, se transforman en un aliado ideal, al ser rico en proteínas y hierro de alta absorción.

Desarrollo de los niños:

Es recomendable incorporar la carne roja en la dieta de los niños a partir de los 6 meses, período en el que comienza la inclusión de alimentos (papillas, colados).

Influye positivamente en el desarrollo cognitivo, muscular y permite garantizar una buena inmunidad.

En el caso de que exista una baja ingesta de proteína animal, los niños podrían presentar complicaciones como un bajo desarrollo cognitivo, anemia, baja inmunidad e incapacidad para alcanzar su potencial de crecimiento.

Consumo ideal:

Los cortes de carne ideales para bebés y niños pueden ser de cualquier tipo que no esté procesado. Los recomendados son posta rosada -negra y ganso-, lomo liso y filete.

El consumo de proteínas debe ser rotativo. Idealmente, el niño debe consumirlas dos veces al día, donde la carne roja puede ser frecuente. Las cantidades varían según la edad, el peso y la altura.