Tag

Cerebro

Browsing

En estos tiempos muchas son las recomendaciones que circulan por los medios y redes sociales sobre cómo sobrellevar física y mentalmente la pandemia: cómo entretener a los niños en casa; consejos para no subir de peso; fáciles recetas de cocina o rutinas de ejercicio, entre tantas otras.

Pero no son muy habituales los consejos para cuidar de nuestra salud cerebral, exacto, tal como lees, nuestro cerebro también necesita de cuidados. Aquí hay algunas ideas divertidas sobre actividades que podemos realizar para mantener nuestro cerebro activo beneficiando su salud.

“Los avances en las imágenes cerebrales han permitido a los científicos observar la función cerebral mientras se realizan tareas para ver qué áreas del cerebro están involucradas. Algunas actividades pueden contribuir a estimular tu cerebro para mantener la actividad cerebral que algunos expertos creen que pueden reducir los riesgos para el funcionamiento cerebral a medida que se envejece”, explica el doctor David Heber, presidente del Instituto de Nutrición de Herbalife Nutrition y Profesor Emérito de Medicina y Salud Pública de la Universidad de California (UCLA).

La salud cerebral tiene cuatro componentes distintos: atención, memoria, cognición y estado de ánimo. Para que una tarea estimule al cerebro lo suficiente como para ejercitarlo, debe ser novedosa y compleja, de modo que intervengan múltiples áreas del cerebro.

El doctor Heber recomienda realizar ejercicios neuróbicos, que son ejercicios cerebrales que mejoran el rendimiento cerebral mediante el uso de los cinco sentidos de formas nuevas y novedosas. Estos ejercicios son excelentes porque estimulan el crecimiento de nuevas conexiones entre las células cerebrales. Algunos ejemplos son:

Cambia de manos: Intenta usar tu mano no dominante para cepillarte los dientes, sostener el tenedor o mover el mouse de la computadora.

Lee libros en voz alta: Las imágenes cerebrales han demostrado que tres regiones cerebrales distintas se iluminan cuando se lee, se habla o se escucha la misma palabra.

Aprende una nueva habilidad a largo plazo: Siempre es una buena idea aprender cosas nuevas, pero no es lo mismo dominar un plato nuevo que aprender un idioma o tocar un instrumento. Los estudios demuestran que aprender algo nuevo y complejo durante un período de tiempo más largo es ideal para la mente que envejece. Aprender idiomas o tocar instrumentos musicales son grandes esfuerzos porque siempre hay un paso más allá en el que puedes llevar tus logros.

Medita: Tal vez te preguntes por qué relajarse cuenta como ejercitar tu mente. Imagina esto: tu cerebro es una máquina de pensar sin parar, por lo que ejercer el control sobre ese flujo de pensamientos es una de las cosas más difíciles de lograr. Según los Institutos Nacionales de Salud, la meditación puede aumentar la capacidad del cerebro para procesar la información y retrasar,

detener o incluso revertir los cambios que tienen lugar en el cerebro debido al envejecimiento normal.

“Complementar estos ejercicios con una nutrición equilibrada y actividad física regular, y participar en múltiples comportamientos saludables que mantengan tu corazón y tu cerebro saludables, en lugar de limitarse a uno solo, mejora significativamente la salud general del cerebro”, recomienda el doctor David Heber, presidente del Instituto de Nutrición de Herbalife Nutrition.

.- ¿Qué debes comer si quieres mantener un cerebro sano? Todos hemos escuchado sobre diferentes tipos de alimentos para el cerebro, pero ¿cuáles realmente proporcionan nutrientes que mejoran la memoria, la atención y el estado de ánimo?

Según el doctor David Heber, presidente del Instituto de Nutrición de Herbalife Nutrition y Profesor Emérito de Medicina y Salud Pública de la Universidad de California (UCLA), la nutrición afecta la salud del cerebro de muchas maneras.

Lo que comemos no solo alimenta nuestras células cerebrales, sino que nos brinda un gran placer en la vida, que puede apoyar un estado de ánimo estable. Sin embargo, los científicos nutricionales han notado que los alimentos que comemos pueden tener efectos mucho más complejos en nuestro estado de ánimo y temperamento.

Cómo mantener tu cerebro saludable con alimentos ricos en nutrientes

David Heber recomienda incorporar en nuestra dieta los siguientes alimentos para favorecer la salud del cerebro:

1. Pescados grasos

Si hay un alimento que puede relacionarse con la salud cerebral definitivamente es este. La principal razón es que los pescados grasos (tales como las sardinas, el salmón y la trucha) contienen altos niveles de omega 3. Los peces criados en granjas, como la tilapia y algunos tipos de salmón, contienen omega 3 y omega 6, por lo que no son muy recomendables.

Lo mejor es pedir siempre pescados extraídos directamente del mar. Cerca del 60 por ciento de la estructura cerebral está compuesta de grasa, y la larga cadena de ácidos grasos omega 3 (ácido eicosapentaenoico y ácido docosahexaenoico, EPA y DHA, por sus siglas en inglés) que se encuentra en el pescado es un tipo de grasa que el cuerpo difícilmente produce, por lo que es necesario obtenerla de los alimentos. Los ácidos grasos omega 3 también ayudan a mantener un corazón saludable.

2. Té negro y té verde

El té negro y el té verde ofrecen hidratación a cualquier hora del día (la cual es esencial para el cerebro), poniendo en marcha la actividad termogénica (metabólica) y brindando una sensación de energía. La cafeína es conocida por sus propiedades termogénicas (estimula el metabolismo), y el té verde por sus propiedades antioxidantes.

Estos tés favorecen también la actividad antioxidante del cuerpo, misma que ayuda en la protección contra los daños de los radicales libres. Pero no tomes tu té inmediatamente: lo mejor es esperar a que el agua extraiga y concentre los componentes del té para obtener todos sus beneficios.

3. Luteína

La luteína es un fitonutriente antioxidante amarillo que se puede encontrar en las espinacas, paltas o en la col rizada o también llamada kale, así como en los suplementos dietéticos; y promueve la salud ocular. La luteína se concentra en la parte trasera del ojo, en un área llamada mácula, la cual recibe la mayor cantidad de luz ultravioleta, como resultado del enfoque del lente ocular.

El ojo está conectado al cerebro a través del nervio óptico, y la luteína es llevada ahí, en donde existe una mayor concentración que en la sangre (58% de antioxidantes similares al caroteno se encuentran en el cerebro, pero solo el 28% de esta familia de fitonutrientes se encuentran en el torrente sanguíneo). Hoy en día existen estudios en jóvenes y adultos mayores que demuestran los efectos positivos de la luteína en las funciones cerebrales.

4. Chocolate amargo

Este delicioso alimento es rico en flavonoides, sin embargo, lo recomendable es que el chocolate contenga al menos el 70% de cocoa. Los flavonoides ricos en antioxidantes que pueden mejorar la memoria y ayudar a retrasar el deterioro mental relacionado con la edad se encuentran en la cocoa, pero no en todos los tipos de chocolate. Por ejemplo, el chocolate blanco no contiene cocoa y muchos otros dulces contienen únicamente el 30%. ¿Cuáles son las buenas noticias? El chocolate es un gusto culposo, ya que también provoca que el cerebro libere dopamina, sustancia que mejora el estado de ánimo.

5. Huevos

El huevo y la yema de huevo son ricos en proteínas y vitaminas como la B, D y E, que pueden ayudar a mejorar la memoria. En el huevo también se puede encontrar la colina, un micronutriente que el cuerpo utiliza para crear acetilcolina, un neurotransmisor que ayuda a regular el estado de ánimo y la memoria. La yema también contiene luteína, que puede favorecer la salud cerebral.

6. Aceite de oliva virgen

El aceite de oliva extra virgen es rico en un polifenol llamado hidroxitirosol, mismo que no se encuentra presente en las formas refinadas del aceite de oliva. Este poderoso antioxidante puede mejorar el aprendizaje y la memoria, y además contiene un componente que hace la función de analgésico. Este componente, llamado oleocantal, actúa de la misma manera que el ibuprofeno al suprimir componentes de la trayectoria del dolor llamada sistema de las prostaglandinas.

Más allá de la comida y la dieta

En última instancia, afirma el científico experto de Herbalife Nutrition, asegúrese de consumir regularmente alimentos de alta calidad que contengan muchas vitaminas, minerales y antioxidantes. Otra parte esencial para mantener un cerebro sano son los ejercicios neuróbicos o mentales, que ayudan a aumentar la atención, la memoria, la cognición y el estado de ánimo.

El cerebro es el único órgano que no puedes trasplantar o reemplazar, así que cuídalo bien. Solo tienes uno, concluye Heber.