Belleza

Los efectos de la pandemia en la industria cosmética y sus nuevas tendencias

Pinterest LinkedIn Tumblr

Es de conocimiento público que la pandemia mundial llegó para modificar la vida de las personas y los mercados. Se quebraron paradigmas, los esquemas tradicionales cambiaron, y con ello también la forma de consumir de los compradores, incluso en la industria cosmética.

En situaciones de crisis, el humano intenta adaptarse a su nueva situación a como dé lugar en todos los ámbitos de la vida, incluso en el consumo.

Un ejemplo de ello, es que para la Gran Depresión de 1930 y la Segunda Guerra Mundial, la venta de labiales Carmesí incrementó exageradamente sus ventas, donde la hipótesis apuntaba directamente a que la boca roja sube el autoestima y el ánimo.

Hoy, en pleno 2021, la pandemia mundial ha sido una de las crisis más difíciles de enfrentar a nivel global, y una vez más esto se ve reflejado en la cosmética. Desde la cadena de tiendas DBS Beauty Store, cuentan que debido a que la gente se vió en la situación de guardar cuarentena en sus casas, hubo una fuerte tendencia al automaquillaje, siguiendo lives o tutoriales online “DIY” (Do It Yourself), lo que incrementó la venta de esta categoría en general.  También se vio un fuerte desarrollo en la demanda de productos de tratamientos faciales.

Dominique Rosenberg, fundadora y Gerente Comercial de DBS Beauty Store, cuenta que “esto se debe a que las personas empezaron a tener más reuniones de trabajo y sociales a través del computador, donde pueden verse con más regularidad y notar defectos en ellos que luego buscan corregir a través de diferentes productos y tratamientos”. Rosenberg, agrega que “si bien el 75% de nuestros clientes son mujeres, dado que son las que más gastan en productos de belleza y cuidado personal, desde el año pasado hemos visto un incremento de hombres comprando en nuestras tiendas físicas y también en la página web”.

Otra tendencia que ha ido en aumento es el #UnBoxing, que consiste en la experiencia de desenvolver “Beauty Boxes”, cajas llenas con todo tipo de productos de belleza para descubrir y probar.

Se arman para distintas necesidades: maquillaje, tratamiento capilar y también skincare. Los productos como esmaltes y labiales cedieron lugar a nuevas propuestas de productos.

Pero no solo la adquisición de ciertos productos ha generado un cambio en la industria cosmética, sino nuevos hábitos de vida a la que esta industria deberá prestar atención y adecuarse. DBS Beauty Store ha ampliado su mix de productos con interés en la “Belleza Sustentable”, predominando un consumo más consciente y respetuoso con el medio ambiente a través de productos con ingredientes naturales y componentes activos, rutinas de limpieza e higiene, que estén de acuerdo a los requisitos de este estilo de vida.

Por otro lado, hay un incremento del “Wellness for Beauty”, donde el autocuidado adquirió un significado más amplio con las rutinas de wellness: el ejercicio diario en casa, comidas más sanas, vitaminas y suplementos, el yoga y la meditación, y los tratamientos para el cuidado de una piel sana.

Author

Comments are closed.