Now Reading
Cuidado de la piel: rutina básica para una piel sensible

Cuidado de la piel: rutina básica para una piel sensible

Existen diversas recomendaciones para cada tipo de piel. Lo primero es saber utilizar los productos específicos según su necesidad, ya que no es lo mismo realizar una rutina de belleza orientada a una piel grasa, mixta o sensible.

A continuación, la cosmetóloga de The Body Shop, entrega una completa guía para tratar este tipo de piel.

Mixta, grasa, sensible, seca o normal. El tipo de piel de una persona se encuentra determinada por varios factores.

En el caso de la piel sensible, se caracteriza por la facilidad de reaccionar ante cualquier estímulo, ya sea mecánico o químico. Se irrita fácilmente y hasta puede ocasionar reacciones como rojez,  hormigueo en o picazón en la piel, alergias e incluso heridas en los casos más severos.

Para tratar este tipo de piel, es importante brindarle cuidados especiales, para protegerla y mantenerla saludable.

See Also

Para eso, la cosmetóloga de The Body Shop, Alejandra Abarca, entrega una rutina de belleza adecuada para una piel sensible:

  • Limpieza: Para mantener una piel limpia y fresca, es importante utilizar productos adecuados como leches o geles, debe ser muy suave y debe cumplir con las siguientes condiciones: hipoalergénico, ph neutro, libre de alcohol. La marca cruelty free, The Body Shop, posee una completa línea de aloe vera ideal para piel sensible. En esa línea, posee un limpiador calmante cremoso, que hidrata y limpia suavemente este tipo de tez.
  • Hidratación: Se pueden encontrar en tónicos o lociones hidratantes, como cremas de nutrición para el rostro y cuerpo, que deben cumplir un factor común: libre de perfumes, y preservantes, ya que a veces son altamente irritantes y nocivos para la piel. La crema de día calmante de Aloe de The Body Shop, entrega la hidratación necesaria para calmar la piel sensible, formulada sin fragancia, color, conservantes ni alcohol.
  • Exfoliaciones suaves: En la industria de la belleza, existen exfoliantes suaves, de gránulos muy finos que son más adecuados para la piel sensible. Es necesario buscar productos que sean hipoalergénicos y no abusar de la exfoliación. En una piel sensible, es recomendable realizarlo cada 21 días, y por la noche para darle tiempo de recuperarse.
  • Protección solar: Es necesario utilizar factor solar todos los días, e incluso cuando está nublado. Se recomienda el uso de una loción o crema fotoprotectora, tanto en invierno como en verano. La loción hidratante calmante de aloe fps 15 de The Body Shop, calma la piel y la mantiene protegida del efecto nocivo del sol.

Existen pieles que son muy reactivas y alérgicas, las cuales pasan de ser sensibles a piel atópica. Estas requieren ser evaluadas por un dermatólogo y tratadas debidamente. En estos casos, se necesitan tratamientos especiales y medicados con ayuda de un profesional especializado.

© 2019 Edición Revista Tema de Wordpress. Reservados todos los derechos.

Scroll To Top