Actualidad

Caffarena sustituye el 100% de su producción a mascarillas y cuellos con protección en base de nano partículas de cobre que contienen propiedades antibacterial y viral

Pinterest LinkedIn Tumblr

Más de 30.000 mascarillas son las que se están produciendo actualmente la tradicional fábrica nacional que este año cumple 100 años, ubicada en camino a Melipilla.

Ante la situación país y la constante incertidumbre sobre el stock de productos para la protección de la salud, tanto de equipos médicos como de personas que trabajan en labores de primera necesidad, la empresa tomó la determinación de ajustar todos sus estándares de trabajo y volver a operar, esta vez no para producción de artículos de moda o ropa interior, sino para elaborar mascarillas y cuellos de protección hechos con nano partículas de cobre, que entregan una seguridad adicional a la tradicional mascarilla.

El cobre fue reconocido el 2008 como el único metal con propiedades fundamentales para el área de la salud, ya que los estudios demostraron que los microbios, bacterias y virus desaparecen o se inhiben cuando entran en contacto con el cobre. Es por eso que hoy cobra más sentido que nunca su utilización.

Hoy, Caffarena está proveyendo de esta producción a instituciones tanto públicas como privadas, y un porcentaje se dona a centros de salud o instituciones que lo necesitan.

Conscientes de que también hay clientes que pueden necesitar de estos productos, la empresa dispone de un stock en su página web (www.caffarena.cl) para la venta directa al consumidor, canal por el cual también pueden contactarse empresas o instituciones que necesiten de ellas.

El cobre tiene propiedades bactericidas
El cobre en su forma natural inactiva gérmenes, bacterias y virus en las superficies.
El cobre tiene propiedades bactericidas comprobadas científicamente, que son de gran ayuda para los sistemas de salud.
El cobre debe ser considerado, dada su propiedad bactericida, un material esencial para prevenir enfermedades que pueden contagiarse en áreas públicas.
Es el único metal que tiene el reconocimiento científico. La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) en marzo del 2008 registró al cobre como un metal bactericida.
El cobre es un inhibidor natural del crecimiento de bacterias.
Los microbios, bacterias y virus están en todas partes, pero la mayoría desaparece o se inhibe cuando entran en contacto con el cobre.
El cobre no es fácilmente contaminable con gérmenes, aunque haya sido tocado por mucha gente. El óxido de cobre es un poderoso agente antimicrobiano que se está utilizando en los más diversos tipos de vestimentas para frenar la propagación de ácaros, bacterias y hongos.  
Author

Comments are closed.