Type and press Enter.

Beneficios de las mascarillas faciales para el cuidado de la piel

Qué duda cabe que amamos las mascarillas faciales. Son fáciles de aplicar, la piel se siente más firme, tonificada y nos entregan esa fantástica sensación de consentirnos como en un spa. Nos regalan un tiempo personal que valoramos hombres y mujeres.

Según Laura Chacón-Garbato, esteticista licenciada del International Dermal Institute de EE. UU y Directora de Capacitación Mundial sobre Productos y Nutrición en Herbalife Nutriton, no son solo un tratamiento de belleza, sino que son la ayuda perfecta en el cuidado de la piel.

“Incluir una mascarilla facial en tu rutina de cuidado personal puede hacer maravillas. Sus principales beneficios al usarlas con regularidad es que hidratan y humectan la piel, retiran el exceso de grasa, mejoran la apariencia de los poros, eliminan las impurezas y ayudan a reducir los signos del envejecimiento.”

Laura Chacón-Garbato nos entrega 5 razones por las que deberías aplicarte una mascarilla facial ahora mismo:

  1. Es relajante y terapéutica:  Las mascarillas faciales no solo brindan resultados que mejoran la apariencia general de la piel, sino que también pueden ser muy terapéuticas. Cuando están impregnadas de aceites esenciales aromáticos como la menta y el romero, pueden levantarte el ánimo al estimular tus sentidos.
  • Es útil para una limpieza profunda: La limpieza diaria de tu rostro ayuda a retirar la suciedad, la grasa, el maquillaje y las impurezas de la superficie de la piel, pero solo una buena mascarilla facial puede ayudar a eliminar las impurezas que se esconden bajo las capas superiores de la epidermis, lo que resulta en una mejor apariencia de los poros que se puede ver y sentir. 
  • Ayuda a destapar poros: Las mascarillas que contienen arcilla bentonita ayudan a limpiar la suciedad ya que absorben el exceso de grasa y ayudan a eliminar las células muertas. Eliminar los residuos de la superficie de la piel contribuye a que se destapen los poros, dándote la apariencia de poros más pequeños y cerrados.
  • Ayuda a tener una piel radiante: Las mascarillas, especialmente las que contienen menta en la fórmula, pueden ayudar a estimular la circulación sanguínea. Esto asegura una mejora general en el tono de la piel. Quedará más suave, tersa, y también podrás notar un brillo radiante y una apariencia más fresca. 
  • Favorece a tus productos de belleza: Las mascarillas ayudan a que el resto de tus productos para el cuidado de la piel funcionen de manera más eficiente. Si quieres que tus cremas de día, los sueros y los productos de noche se absorban en tu piel de forma más rápida y profunda, entonces la mascarilla facial es básica. Cuando las usas con regularidad, te aseguras de que tus productos tonificantes, hidratantes y protectores funcionen mejor y te aseguren los resultados que buscas con mayor rapidez.

Respecto de la frecuencia con que deberíamos usar mascarillas faciales, la Directora de Capacitación Mundial sobre Productos y Nutrición en Herbalife Nutrition, señala que cada régimen de cuidado de la piel saludable incluye productos de uso diario y de uso semanal. Puedes usar una mascarilla una vez a la semana o hasta tres veces por semana. Dependiendo de tu tipo de piel. Una piel normal a seca debe usarlo menos que una normal a grasa.

“Todo el mundo debería introducir las mascarillas en su régimen de cuidado de la piel, si aún no lo ha hecho. Por unos pocos minutos al día, tu piel experimentará una transformación notable que podrás ver y sentir. Definitivamente te encantará la apariencia de tu piel”, concluye Laura Chacón-Garbato.