Type and press Enter.

¿Qué es un sérum y para qué sirve en el rostro?

La importancia de realizar una rutina básica de belleza en el rostro, es que sirve para evitar las imperfecciones y también para tener una piel más saludable.

Por eso, dentro de este proceso se encuentran los sérum faciales, que contienen una serie de beneficios necesarios para la piel.

El sérum es un producto cosmético que posee concentrado de principios activos necesarios para tratar problemas específicos de la piel, como manchas, bolsas, entre otros.

Tiene una textura fluida que permite absorberse de forma profunda en las capas de la piel, en comparación a las cremas.

La cosmetóloga de The Body Shop, Alejandra Abarca, asegura que “este producto está formulado a base de un gelificante, como hispagel, sepigel, un principio activo que determina la función cosmética de aclarado, descongestionante, hidratante, además posee otros componentes como glicerina, conservantes o perfume”.

Su fórmula ligera permite que sea útil para todo tipo de pieles y de fácil distribución, ya que se esparce fácilmente con tan solo un par de gotas. Se recomienda su uso tanto para mujeres como hombres, dependiendo de la necesidad de cada piel.

Cuándo y cómo aplicarlo

La cosmetóloga de The Body Shop recomienda aplicar el producto de día y de noche, con la piel muy limpia, además de utilizarlo todos o algunos días de la semana como potenciador. Para un cuidado completo, conviene no descartar el uso de una crema, sobre todo en las pieles más secas y maduras.

Se recomienda utilizar este producto a partir de los 25 años, y desde esta edad hasta los 35 como medida preventiva.

Ya desde los 35 en adelante hay que comenzar a usarlo de forma más recurrente para revertir los primeros signos del envejecimiento.

Y a partir de los 45 se debe utilizar como tratamiento para combatir signos evidentes como líneas de expresión y flacidez de la piel.

También existen sérums para tratamientos de afecciones cutáneas menores como la rosácea, el acné y las pigmentaciones de la piel, los cuales contienen principios activos muy específicos y potentes para cada caso.

Durante el tratamiento de los primeros signos de envejecimiento, se empelan activos más nutritivos y antioxidantes, que refuerzan la energía celular.

Para esto se recomienda el sérum de la línea de Drops of Youth de The Body Shop, el cual repone la hidratación de la piel y la deja más suave y tersa, revelando así la luminosidad del rostro.

Cuando se llega a la etapa de combate para un envejecimiento avanzado, sus principios activos se abocan a la regeneración celular y el estímulo de la producción de proteínas como el colágeno de la piel (efecto lifting).

Para un mayor y completo cuidado, se sugiere utilizar el sérum facial Oils of Life de The Body Shop, un aceite nutritivo que revitaliza la piel al instante contribuyendo a reducir los signos de la edad, dejando un acabado sedoso y suave del rostro.