Type and press Enter.

Crisis del plástico: primera comunidad de Comercio Justo de plástico en el mundo

The Body Shop da a conocer el primer intercambio de Comercio Justo de plástico del mundo con la comunidad de Bengaluru, en India. Esto busca enfrentar la gran crisis del plástico que estamos viviendo no solo desde la perspectiva medioambiental, sino también poner de manifiesto y comenzar a responder a la gran crisis humana relacionada, de la que pocas veces se habla.  

En el marco del Día Mundial del Comercio Justo que se celebró este domingo 12 de mayo, The Body Shop da a conocer lo nuevo que obtiene a través de este programa: el plástico para sus envases. Es la primera iniciativa en el mundo de estas características, y lo está desarrollando junto a Plásticos por el Cambio (Plastic For Change).

La situación del plástico en el mundo se hace insostenible, y su efecto en los océanos es conocido y preocupante. Sin embargo, hay un aspecto de esta crisis que es raramente discutida, que es la que afecta a las personas.

Hay cerca de 3 billones de personas que no cuentan con un sistema formal de desechos, casi la mitad de la población mundial.

Esto ha llevado, además de los problemas de salubridad relacionados, a una economía informal de recolección de residuos. Los recolectores de basura, en su mayoría personas marginadas y en situación de pobreza, muchas de ellas mujeres, trabajan en pésimas condiciones y son rechazadas por la sociedad. Aun cuando trabajan como una barrera que impide que más desechos lleguen a los ríos y los océanos.

Con esta comunidad de Comercio Justo, The Body Shop busca responder de una forma diferente a la crisis del plástico: no solo buscar evitar introducir más plástico en el mercado a través de su reciclaje, sino que apoya a quienes evitan que este llegue al mar, y entrega condiciones laborales dignas y seguras, con ingresos estables a quienes trabajan en este rubro. Con esto, la marca utilizará este plástico reciclado para ayudar a combatir la contaminación ambiental, y por sobre todo, empoderar a las pequeñas comunidades que ven en el reciclaje como una forma actividad económica.

 

En esa línea, Nalini Shekar, cofundadora y directora ejecutiva de Hasiru Dala, organización no gubernamental que lucha por los derechos de los recolectores en la India, afirmó: “nuestra nueva asociación con The Body Shop y Plastics for Change es otro gran salto en el reconocimiento del trabajo implacable que nuestros recicladores realizan diariamente”.

“Como empresa, siempre hemos tenido la convicción de defender nuestros principios cuando se trata de ayudar a empoderar a las personas, especialmente a las mujeres, mientras protegemos nuestro planeta. Nuestra nueva asociación con Plastics for Change y nuestros otros socios no solo ayudarán a los recicladores, sino que también promocionarán el plástico como un recurso valioso y renovable cuando se usa de manera responsable”. Lee Mann, Gerente Global de Comercio Justo de The Body Shop.

Reciclaje de plástico The Body Shop

En la práctica, para dar inicio a su programa, The Body Shop utilizará 250 toneladas de plástico reciclado de Comercio Justo para fabricar más de 3 millones de contenedores para sus productos en el primer año, comenzando con las botellas de los productos de su línea capilar. El objetivo es introducir este elemento en todos sus envases de plásticos PET en los próximos tres años. Para ese momento, se espera comprar más de 900 toneladas de plástico reciclado de Comercio Justo, para ayudar a empoderar hasta a 2.500 recolectores en Bengaluru.

Los envases de productos de The Body Shop serán de plástico reciclado (excluyendo las tapas). Un 15% de la materia prima proviene del comercio comunitario y el otro de plantas procesadoras en Europa.

“El reciclaje es una fuente importante de dinero para la población más pobre de la India. Estamos muy emocionados de asociarnos con The Body Shop y otros socios para ayudar en lo financiero y lo social”, señaló Andrew Almack, CEO de Plásticos por el Cambio.

Junto a este gran cambio, The Body Shop está implementando puntos de reciclaje en sus tiendas de Reino Unido, Alemania, Canadá, Francia y Australia junto a la empresa TerraCycle®, programa que busca expandir al resto de los países en los que opera mundialmente.